San Diego de Cadiz


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Diego de Cadiz

24 de Marzo

Sacerdote

Significa “instruido”. Viene de la lengua griega.

Este joven nació en la ciudad de Cádiz, España, en 1743. A los nueve años se quedó huérfano de madre. Esto le marcó mucho de cara al futuro de su vida.

Cuando llegan las horas de tomar decisiones, él se inclinó por los Capuchinos. Se fue a Sevilla para hacer sus estudios, el noviciado, la profesión religiosa y el sacerdocio.

Recibió la ordenación sacerdotal en Carmona. Desde el instante mismo de su consagración a Dios, sintió en sus venas el apostolado vivo y activo.

Trabajaba sin descanso predicando la Palabra de Dios y ayudando a los españoles a que vivieran mejor el mundo religioso.

Era un joven decidido. Por eso no dudó lo más mínimo en propugnar una cruzada contra la revolucionarios franceses.

Fue en este tiempo cuando escribió el libro “El soldado católico en guerra de religión”. Eran cartas dirigidas a quienes quisieran enrolarse como voluntarios.

Fue una gran difusor o comunicador de la devoción a la Santísima Trinidad y a la Virgen, bajo la advocación de Madre del Divino Pastor.

Era un intelectual. Por eso le hicieron consultor, como teólogo, de varias diócesis; también le nombraron canónigo honorario de varios cabildos catedralicios, miembro de la universidad y de institutos culturales.

Cuando menos lo esperaba, lo destinaron a Ronda, Málaga. Aquí se dedicó de nuevo a su apostolado y a escribir varios libros y muchas cartas espirituales.

El Papa León XIII lo incluyó entre los beatos en 1894 De su obra literaria hay que destacar su carácter apologético u teológico, histórico y su oratoria.

Murió en Ronda el 24 de marzo de 1801."