San Donato de Arezzo


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Donato de Arezzo

 7 de agosto

Obispo y Mártir

Significa “dado, entregado”. Viene de la lengua latina.

Para algunos jóvenes, ir a la parroquia resulta una opción delicada. Entonces es esencial que se les confíe bellas responsabilidades para comunicar a Cristo, y que los mayores permanezcan muy atentos a esta colaboración.

Donato fue obispo y mártir en el siglo IV.

La etrusca Arezzo había sido la patria de Mecenate. Sobre sus muros antiguos se difumina todavía una ciudad romana que acogió al cristianismo con el fin de espantar a los múltiples dioses paganos que existían por aquellos contornos.

Una de las gracias o favores que obtuvo el cristianismo en seguida fue la santidad de su obispo Donato.

Hoy se le honra como su celestial patrono. Bastaría con entrar hoy en la ciudad y contemplar a los fieles rezándole y dándoles gracias.

Todos van a la catedral de santa María Una catedral muy bella con muchas columnas distintas todas entre sí.

Hay en la cripta un precioso relicario que contiene las reliquias de san Donato.

Fue un don del cielo para todos. Su obra apostólica arrancó la superstición radicalmente de este lugar.

Hizo el milagro de distribuir la comunión a los fieles entre los cuales había algunos paganos recién convertidos.

Dicen que cuando algunos paganos quisieron acercarse a recibir la comunión, el cáliz se cerró. Un milagro de tantos como se atribuyen al santo.

Murió santamente mártir cuando las persecuciones de Diocleciano."