San Francisco de Posadas


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Francisco de Posadas

Sacerdote, 21 de septiembre

Etimológicamente significa “franco, libre”. Viene de la lengua alemana.

Jesús dice: El que nace del Espíritu es espíritu. El viento sopla donde quiere; oyes el ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Eso pasa con todo el que ha nacido del Espíritu.

El santo de hoy nació en Córdoba en el año 1644. Sus padres eran muy pobres, aunque habían tenido un origen noble.

Eran de Castilla, pero diversas circunstancia, vivían entonces en Córdoba.

Su trabajo consistía en vender hortalizas y frutas. Profesaban una fe profunda y la vivía cada día.

Francisco se entregó desde muy niño a la oración y a estar con los pobres, a vivir sus inquietudes y a enseñarles una gran devoción a la Virgen María.

Comenzó a notar síntomas de que Dios lo llamaba para la vocación de dominico.

Sus “hobbies” eran visitar a los enfermos, encarcelados y hacer penitencia.

Al morir su padre, la madre volvió a casarse con un hombre de malas costumbres.

Le impidió que estudiara. El maestro se dio cuenta de que aquel chico valía un potosí.

Le dio los medios económicos necesarios para que pudiera irse al monasterio de los dominicos, “Scala Coeli (Escala del Cielo), que está en a la afueras de la ciudad cordobesa.

Aquí se ordenó de sacerdote. La gente lo quería mucho.

Un día, después de celebrar la misa, murió en el año 1713.