San Fray Angelico


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Fray Angelico

Pintor, 18 de febrero

 

Etimológicamente significa “mensajero”. Viene de la lengua griega.

Este nombre te suena perfectamente por tu cultura artística. Seguro que habrás visto muchos cuadros de este genial pintor.

Ahora vas a conocer cómo mediante el arte, se llega también a la meta de la santidad. Fray Angelico murió en el año 1455.

Nació en la preciosa Toscana. Siendo todavía un adolescente, se fue a la capital de la región, Florencia. Llevaba ya en sus venas la pintura. Ni siquiera podía soñar que la vida religiosa le atrajera de forma especial.

Y sin embargo, no son incompatibles las dos al mismo tiempo. De hecho, con la ayuda de su hermano, entró en el convento de los Dominicos de Fiésole. Aquí dio rienda suelta a su creativa imaginación.

Cuando hizo su profesión religiosa, tomó el nombre de Juan. Estudió la carrera propia para ser sacerdote. Pasado algún tiempo, lo eligieron superior del convento. Pintó, en sus ratos libres, muchos retablos.

A continuación lo enviaron al convento de san Marcos de Florencia con el fin de que lo decorara. Pintó el claustro con bellísimos frescos, la sala capitular, las celdas y el corredor del dormitorio.

También decoró las paredes de las dos capillas en san Pedro de Roma y en el Vaticano, y después la capilla privada del Papa.

"Cualquiera que hace las cosas por Cristo, debe estar lleno del amor de Cristo".Esta frase solía repetirla mucho Fray Angélico.

Era una persona sencilla, de buen corazón y de una gran rectitud, amaba la pobreza y se sentía siempre humilde.

Cuando uno ve sus innumerables cuadros, se percibe en ellos en seguida el espíritu de fervor que animaba el alma y el corazón de este pintor.

Muestran, a las claras, el rayo de lo divino que habitaba en su interior.

Una leyenda dice que los ángeles que él había pintado, lloraron aquel día.

El Papa Juan Pablo II concedió, en 1982, a toda la Iglesia el culto litúrgico a la Orden de los Predicadores y lo nombró patrono de los artistas en el Jubileo del año 2000.