San Ginés


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Ginés

26 de agosto

Etimológicamente significa “protector de la familia”. Viene dela lengua alemana.

La voluntad de Dios es sólo amor; así la buena noticia viene a grabarse en lo profundo del corazón humano.

El santo de hoy hizo vida en su vida la voluntad de Dios. Y, guiado por el Amor con mayúscula, hizo del Evangelio y su buena noticia un anuncio continuado mediante su gracia y su carácter fundamentalmente cómico.

Su conversión a Dios le vino precisamente mientras estaba haciendo una de sus representaciones cómicas y festivas.

Dios se valió de su gracia para convertirlo en un mártir.

Era director de una compañía de comedias en tiempos de Diocleciano.

Le seguía la corriente al emperador y se reía de los cristianos. En una de sus farsas, hay un fingimiento de la vida de los creyentes en Cristo el Señor.

Cuando hacía de sacerdote para placer y risa de los paganos, al entrar en el camerino, Dios lo llamó para sí.

Ginés reaccionó detal forma que en seguida pidió el bautismo y el don de la fe.

Los compañeros se reían de él. Los mismos actores y actrices lo llevaron al emperador diciéndole que se había hecho cristiano.

Nadie se lo creía.

El emperador le mandó que adorase a los dioses romanos, en concreto, a la estatua de Venus.

Ginés se negó. A los aplausos siguió el odio. Fue martirizado por amor a Dios el 25 de agosto del año 303.