San Guillermo de Tolosa


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Guillermo de Tolosa, Santo

Mártir, 29 de mayo

Etimológicamente significa “protector”.. Viene de la lengua alemana.

Nos encontramos en peno siglo XIII. Eran unos años en los que la herejía albigense hacía estragos por donde pasaba o se implantaba.

¿En qué consiste esta herejía? Nació y floreció en los siglos XII y XIII en el sur de Francia. El nombre le viene del lugar Albi. Ellos se llamaban a sí mismos los “puros”. En el fondo, es una renovación del maniqueísmo, es decir, la existencia de dos principios opuestos: Dios y el Diablo, la Luz y las Tinieblas. El hombre es una mezcla de los dos.

Estaba muy arraigada en Tolosa, Francia. El mismo Papa, enterado del problema, mandó predicar contra esta herejía a varios dominicos y franciscanos afamados por su elocuencia y sus virtudes.

Esta misión la componían entre otros Guillermo, Bernardo de Rocafort y García Aura, Esteban de Narbona, muy cerca de Tolosa, y Raimundo de Carboneris.

Cuando llegaron y les oyeron predicar contra los albigenses, éstos se enfurecieron de tal manera que no dudaron lo más mínimo en vengarse de todos ellos.

¿Tomadura de pelo?

Así es. El albigense Raimundo de Alfaro, a la sazón conde de Tolosa, los invitó una noche con halagos y pretextos, a compartir la cena con él y los suyos.

Y cuando estaban celebrando la fiesta, unos cuantos herejes les dieron muerte vilmente.

En la vida hay que ser astutos como serpientes y limpios como palomas. No conviene dejarse llevar de fáciles invitaciones tras las cuales uno no sabe lo que se puede ocultar.

Este grupo de misioneros cayeron en las garras de sus enemigos por hacer caso a sus complacencias. Interesa más seguir la rectitud que marca la conciencia que los plácemes falsos de los halagadores.

Este martirio tuvo lugar en el año 1242.