San Helia de Bourdeille


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Helia de Bourdeille

Obispo

Julio 5

Etimológicamente significa “ diosa y señora”. Viene de la lengua griega.

"Revístete de alegría...Purifica tu corazón de la dañina tristeza y vivirás para Dios"(Hermas, siglo II).

La alegría de nuestro corazón hace que la vida sea bella para los que están a nuestro lado.

Este joven nació en Agonac hacia el año 1415, y murió en Tours el 5 de julio de 1484.

Desde los siete años- escribe el padre Bois-Morin – fui su secretario y su confesor por un espacio de 37 años.

Helia había tomado la decisión de hacerse franciscano. Para imitarlo en todo, incluso renunció a montar a caballo porque el santo de Asís nunca lo hizo.

Cuando se ordenó de sacerdote, fue enviado al convento de Mirepoix con el fin de que enseñara Sagrada Escritura y predicase la Palabra de Dios.

Ya fuera en la nieve o bajo la lluvia, no había nada que le impidiera llevar a cabo esta noble misión.

La gente decía:"¿De dónde es este santo que predica tan bien?"

Un amigo suyo les contestaba que era de familia noble.

Todo esto le valía para que su prestigio aumentara y, de esta forma, entrar en todas las clases sociales para hacer el bien.

Tenía 21 años cuando lo eligieron obispo. El decía que no era posible dada su escasa edad y falta de experiencia.

El Papa Eugenio IV lo confirmó en el cargo. Treinta años más tarde, con la orden de Luis XI, se fue a la sede de Tours.

El rey lo nombró su confesor.