San Ivo de Huntingdonshire


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Ivo de Huntingdonshire, Santo

Obispo, 24 de abril

Etimológicamente significa “Dios es misericordia”. Viene de la lengua hebrea.

Dudas y te dices: va a apagarse mi fuego. Pero no eres tú quien lo ha encendido. No es tu fe que crea a Dios, no son tus dudas las que van a arrojar a la nada. La fe es una sencilla confianza puesta en Dios, tan sencilla que todos pueden acogerla. Para un corazón atento, la confianza en Dios tiene suficiente con casi nada.

Según una leyenda medieval, san Ivo fue un obispo persa que gozaba con de gran honor y prestigio entre los suyos, y llevaba una fuerte vida de disciplina de cara a sí mismo..

Juntamente con tres compañeros se fue a Inglaterra y se establecieron en ermitas lejanas para vivir en paz, penitencia y soledad.

Murieron en el siglo VII y con el tiempo se olvidó la gente de ellos.

Sin embargo, alrededor del año 1001 se llevaron a cabo unos descubrimientos interesantes: algunos huesos pertenecientes a san Ivo.

Goselin, en su Vida de san Ivo dice que el culto de Ivo se propagó durante un siglo.

Siguiendo las narraciones de los sueños de un campesino, sus huesos fueron identificados y pertenecían a san Ivo.

Fueron trasladados a la abadía de Ramsey, en la que se hicieron muchos milagros.

Un siglo más tarde, apareció una luz sobre la abadía. Todos la interpretaron como un significado claro de que eran los huesos de san Ivo. Estos deberían ser llevados a Slepe en donde se fundaría una nueva abadía que daría a conocer mejor la reliquia de san Ivo.

En el arte aparece este santo como un sereno y prudente eremita persa al que se le concede el honor de ser obispo. Hoy es venerado en Huntingdonshire.