San Juan de Corze


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Juan de Corze

27 de febrero.

Significa “Dios es misericordia”. Viene de la lengua hebrea.

Allí donde estés, no temas la lucha a favor de los oprimidos, creyentes o no. La búsqueda de la justicia urge a una vida de solidaridad concreta con los más pobres...La palabra sola puede convertirse en una droga.

Este joven nació en Lorena de padres campesinos. Apenas tuvo edad para trabajar, el padre le encargó que llevara la administración.

Al crecer los otros hermanos, él se fue al monasterio cercano. Le conmovió ver a una monja muy joven que llevaba puesto un cilicio para mortificarse.

Desde ese instante pensó que él haría lo mismo. Logró juntar unos cuantos amigos con ansias de perfección para llevar una vida monástica.

Su deseo era irse a Italia, pero no le fue posible.

Enterado de su caso el obispo de Metz, le encargó que restauran la abadía de Gorze.

Una vez que hicieron su trabajo, el obispo puso de abad a Einoldo.

Juan era el portero y el administrador. Tanto se entregó a su trabajo, que en poco tiempo floreció material y espiritualmente esta abadía que estaba casi abandonada.

Se dedicó a la vida de oración, a una comida austera, pero – eso sí – trataba con mucha dulzura a los enfermos y a los débiles.

En el año 953, el emperador Otón I le dio una misión diplomática: encontrarse con el Califa de Córdoba. La misión fue difícil y duró tres años.

A la muerte de Einoldo, lo eligieron abad. Siguió con su vida de austeridad y murió en el año 976. El benedictino Ménard escribió su vida.