San Juan Licci


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Juan Licci

16 de diciembre

Confesor

Significa “Dios es misericordia”. Viene de la lengua hebrea.

Pablo escribe: “Doy gracias a Dios pórqueme ha dado la fuerza, Cristo Jesús, nuestro Señor, y porque me ha juzgado fiel para llamarme a su servicio”.

Juan fue confesor en el siglo XVI.

Este joven siciliano reverdeció con su vida la antigua Tebaida egipcia o de Vida de ermitaños.

Nació en el 1400 y murió en 1511. Con su nacimiento volvió a nacer la vida, ya un tanto olvidada, de aspirar a la santidad y a la perfección restaurando la forma y el estilo de vida de los antiguos ermitaños.

Tras pasar mucho tiempo en la soledad, decidió hacerse dominico.

Su distinción no se basaba ñeque fuera más o menos inteligente, sino ante todo y sobre todo por su espíritu de moderación en todo.

El era consciente de que su madre había muerto cuando él vino al mundo, en un doloroso parto que la llevó a la muerte.

Menos mal que como era costumbre en aquellos tiempos, un señora buna lo alimento con su leche.

Recuerda esto si vas a ver a santa Balsamia. Había una institución de “Nutrientes” para estos casos o parecidos.

El lugar de su nacimiento, Caccamo, es un centro importante de vida agrícola.

Fundó el convento delos dominicos.

Tuvo la suerte de encontrarse en Palermo con san Pedro Jeremías, visitador de la Orden dominica.

Le cayó muy bien. Tan bien que le ordenó de sacerdote.

Fue un excelente predicador, vivo y muy buen comunicador.

Fue superior de este convento en 1494. A su muerte, todo el mundo fue a su entierro. Murió a los 111 años.

“El que huye del juicio confiesa su culpa” (Siro).