San Luis Tezza


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Luis Tezza, Santo

El apóstol santo de Lima, 26 de septiembre

Etimológicamente significa “ guerrero ilustre”. Viene de la lengua alemana.

Todo aquello que sirva para reforzar la conciencia del hombre, su espíritu, es hoy tan importante como en los tiempos que le tocaron vivir a Luis.

El lema que orientó toda su existencia, lo condensó en estas palabras:"Todo en Dios, para Dios y con Dios".

Esto mide la calidad de su entrega espiritual y humana al bien de los demás.

Cuando se lee su biografía se queda uno alucinado del vigor de su voluntad para llevar a cabo muchas obras de caridad a favor de los más desfavorecidos de la sociedad.

Vino al mundo en la ciudad italiana Treviso en 1841. Sus padres eran un médico afamado y su madre una dama de la nobleza.

Muy joven, a los 15 años, pidió entrar en la Orden de los Ministros de los Enfermos de Verona.

Su madre, siguiendo el ejemplo de su hijo, entregó todo su dinero y sus bienes a los pobres y se metió a monja en Padua.

Según cuenta el director espiritual y confesor de Luis, se distinguió siempre por su madurez humana y espiritual, su piedad, obediencia y diligencia en el cumplimiento de sus deberes eran las notas típicas de su vida.

Cuando por motivos políticos se cerraron varias de sus casas, sonó con irse a las misiones, habiendo desempeñado en su Orden los cargos de mayor responsabilidad.

Juntamente con la santa Josefina Vannini fundó la congregación “Hijas de san Camilo”. En 1900 salió para Perú con la idea de fundar una comunidad camiliana. Hizo un apostolado intenso durante 23 años. En 1923 lo llamaba la gente “El apóstol santo de Lima”. Es el año en que murió.