San Marcial


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Marcial

Junio 30

Etimológicamente significa “belicoso”. Viene de la lengua latina.

Este joven del siglo III tiene dos biografías a falta de una. Las dos son un océano de fantasías.

Se llaman la “Vida primitiva y la Vida reciente”.

La primera salió a la luz en el siglo VIII. Su autor es un clérigo. La segunda la escribió el P. Adhémar de Chabannes, monje de la abadía san Marcial de Limoges, al comienzo del siglo XI.

La Vida primitiva cuenta que san Pedro lo envió a Limoges para convertir a sus habitantes. Venía con dos compañeros desde Roma. Uno de ellos murió en el camino, pero san Marcial lo resucitó con el bastón de san Pedro y, de este modo, llegaron los tres.

Parece ser que todo el mundo los aguardaba con expectación para convertirse. Marcial fue el obispo de Limoges. La ciudad se muestra orgullosa de que su primer obispo fuera del tiempo mismo de los apóstoles.

La otra biografía, Vida reciente no habla para nada de lo que Marcial hacía antes de entregarse al apostolado.

Había que rellenar esta laguna. Entonces, sin duda, el P. D Chabannes. ¿Y cómo la escribió?

Hay que echarle fantasía. Cuenta esta biografía segunda que Marcial era primo de san Pedro, y que siempre había vivido en compañía del Salvador

Todavía aumenta más su espíritu fantástico cuando afirma que Marcial era uno de los niños que Jesús mostró a los Apóstoles cuando les enseñaba que hay que hacerse como niños para entrar en el reino de lo cielos.

También dice que era el chico que tenía los cinco panes y los dos peces cuando ocurrió el milagro de la multiplicación.

Chabannes logró con esto tener muchas limosnas que daban los peregrinos cuando visitaban la tumba de san Marcial.

Lo único cierto es que murió como obispo de Limoges en la segunda parte del siglo III.