San Maximino


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Maximino, Santo

Sacerdote, 15 de diciembre

 

Etimológicamente significa “ el más grande”. Viene de la lengua latina.

Juan dice: “Andrés, el hermano de Simón Pedro, había oído a Juan y había seguido a Jesús. Encuentra a su hermano Simón y le dice: Hemos encontrado al Mesías (que se traduce Cristo)”.

Maximino era sumamente conocido en Verdun por su vida y la e de su tío, el sacerdote Hospocio.

Este tuvo que hacer de diplomático ante el rey Clodoveo a causa de una sublevación que el pueblo llevó a cabo contra el monarca.

Desde luego, gracias a su humildad y a su insistencia, el buen sacerdote logró que el rey perdonara a su pueblo.

Pero a cambio, el rey le pidió que se fuera con él a la corte de Orleáns acompañado de su sobrino.

Y se fueron. Sin embargo, la corte no era el mejor sitio para que é pudiese ejercitar su apostolado de sacerdote.

Cansados de esta clase de vida, le rogaron al rey que les permitiese salir del palacio.

Le pidió también un lugar en el que pudiera edificar un monasterio.

El soberano, que lo quería mucho, consintió.

Y efectivamente, se construyó el monasterio. Y cuentan que eran tan observantes los monjes que pronto se convirtió en un semillero de vocaciones y de monjes santos.

Además de sus plegarias y trabajo en la huerta, se dedicaban a socorrer a los pobres y les ayudaban en varias calamidades que se vinieron sobre aquella región.

Maximino, ya de sacerdote, hizo grandes obras para su pueblo antes de morir en el año 520.

“En mar tranquila todos son buenos pilotos” (Siro).