San Miguel Garicoits


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Miguel Garicoits, Santo

Fundador, 14 de mayo

Etimológicamente significa “¿quién como Dios”?. Viene de la lengua hebra.

Cuando los padres saben transmitir a sus hijos el valor, la audacia y el cumplimiento de los deberes por encima de caprichos y de otras lindeces que presenta la vida de ayer y de hoy, todo repercutirá en bien de los hijos.

Es el caso de Miguel. Se dio cuenta de que sus padres eran pobres y se puso a ayudarles trabajando de empleado en casa de un señor..

Su padre ayudó a muchos sacerdotes durante la Revolución francesa arriesgando su vida. Su tía materna hacía otro tanto con el párroco. Este le dio lecciones en privado a Miguel para que pudiera entrar en el seminario de Dax, al sur de Francia.

Más tarde se convirtió en maestro de sacerdotes que estaban desorientados por motivo de los revolucionarios.

Inspirado por Dios, tuvo la feliz idea de fundar un instituto de sacerdotes para que fueran los colaboradores auténticos de las parroquias, colegios y seminarios.

Cuando se lo comunicó al obispo, éste no mostró mucha simpatía por el proyecto de la fundación, pero, al final, lo autorizó.

Eligieron a Miguel como el superior, aunque todavía no estaba aprobado oficialmente en Roma.

No tardaron en llegarle a Miguel los sufrimientos físicos. En 1853 tuvo una parálisis que logró superar tras un año postrado en cama.

Le duraría poco tiempo su mejoría. Le vinieron otras pruebas nuevas que le llevaron a la muerte cuando menos lo esperaba, tal día como hoy del año 1863.

Pío XII, haciéndose eco del clamor popular de su santidad, lo elevó a la dignidad de los altares en 1947.

Los sacerdotes de su fundación , en el momento de su muerte, eran un centenar en varios países.