San Napoleón


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Napoleón, Santo

Mártir del siglo II, 24 de julio

 

Etimológicamente significa “ lanza del valle”. Viene de la lengua alemana.

Lo que Cristo Jesús fue para los suyos en la tierra, hoy continúa siéndolo igualmente para nosotros. Cristo llega a ser nuestra vida. Y podemos abrirle nuestro corazón tal y como es.

Napoleón fue un mártir del siglo II.

Se dice que Napoleón Bonaparte quería tener un santo con su mismo nombre.

Y eso que despreciaba bastante el tema religioso. Se ve que sus cortesanos y gente que le atendías, nunca quisieron decirle que había un santo con su mismo nombre.

El hecho está en que la fiesta de san Napoleón la introdujo el gobierno francés para el 15 de agosto, día en el cual había nacido el emperador en Ajaccio de Córcega.

Se halla en el martirologio un nombre llamado Neópolis, mártir de Alejandría y cuya fiesta era el dos de mayo.

Para rendir honores, no a su santidad sino a su inmensa soberbia y estúpido orgullo, el nombre de Neópolis se alteró para dar lugar al de Napoleón.

Y su fiesta que se venía celebrando el dos de mayo, se trasladó al 15 de agosto.

Al morir el empecinado emperador, esta fiesta desapareció. Y como era de esperar, el nombre de Neópolis pasó de nuevo al dos de mayo.

La estupidez de un hombre que quería dominar todos los terrenos, también quiso dominar el religioso. No era Cristo el centro de su vida, sino sus propios poderes inconmensurables.