San Nicodemo el Consagrado


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Nicodemo el Consagrado, Santo

Fundador, 26 de diciembre

 

Etimológicamente significa “vencedor de un pueblo”. Viene de la lengua alemana.

Dice Isaías: “En una visión, Isaías oyó la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré? Y él contestó: Aquí estoy, envíame”.

El santo de hoy nació en Procope, Serbia, hacia el año 1330 y murió en Tismana, Rumania, en el 1404.

Estuvo durante mucho tiempo en el monasterio de Atos buscando la manera de santificarse.

Volvió a Serbia a requerimientos del obispo y de las autoridades.

Cuando se dio cuenta de que lo querían nombrar obispo y patriarca dela Iglesia de Serbia, se fue corriendo a Rumanía.

Su gran mérito, entre otros, fue la fundación de monasterios en este país – que iba a perder su independencia posteriormente.

Estos centros de espiritualidad serán más tarde los focos de verdaderos hogares cristianos y los bastiones contra la influencia islámica.

Tuvo que dedicar gran parte de su tiempo a luchar contra los intrusos.

No obstante, seguía fundando monasterios hasta el año 1387, que fundó el último.

Hoy es la célebre abadía de Tismana, en la que él murió.

Desde entonces, los rumanos van cada año en peregrinación para rezarle y darle gracias por el valor que tuvo en impedir la invasión musulmana.

Estuvo, como Isaías, dando respuestas positivas a Dios en cuanto le ordenara en el interior de su corazón y en su continua unión con él mediante la plegaria.

“No todas las preguntas merecen respuesta” (Siro).