San Nuno Álvarez Pereira


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Nuno Álvarez Pereira, Santo

Fundador, 1 de abril

Etimológicamente significa “perteneciente al noveno”. Viene de la lengua latina.

Tú que quieres ser un ser vivo, y no semi- muerto, ¿lo sabes? La gloria de Dios es el hombre. La vida del hombre es la visión de Dios.

Con multitudes a través de la tierra, ¿ darás tu confianza al Dios vivo? ¡encontrarás entonces en El, el sentido de tu vida y una alegría serena?

Este joven nació en Cernache do Beonjardim en el año 1360 y murió en Lisboa en 1431.

Fue un joven que se dedicó a las milicias por el cargo que ostentaba de condestable del reino de Portugal.

Fue el que condujo las armadas militares portuguesas hacia la independencia.

Sus hazañas nacionales se narran abundantemente en la historia del país cecino a España.

El propio Luis Camoes, el gran escritor portugués, lo rememora en sus libro “Lusiadas”.

Todo le iba bien hasta que murió su mujer. En este momento sintió tal pena por su pérdida que ya sólo pensaba en entrar en un convento y llevar una vida de solitario y penitente.

El había fundado un convento en Lisboa para la Orden de los carmelitas.

Después de asar en él los últimos años de su vida, murió dentro de sus muros – como a él le apetecía – en el domingo de resurrección de 1431.

¿Qué hizo de particular durante su vida?

Además de lo contado, brilló por su ejemplo de oración, penitencia, amor hacia los pobres y una filial devoción a la Virgen María.

Su culto religioso se aprobó en 1918.