San Pacífico, el rey del verso


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Pacífico

El rey del verso, 10 de julio

Trovador

Etimológicamente significa “portador de paz”. Viene de la lengua latina.

Este joven trovador nació en Italia y murió en Bélgica hacia el 1230.

Todo el mundo le llamaba “El rey del verso” sobre todo desde que el emperador lo coronó como el “Príncipe de los poetas” en el mismo Capitolio.

Cuando era ya un hombre maduro, a los cincuenta años, se convirtió al cristianismo.

Todo ocurrió cuando oyó predicar a san Francisco. Este, sin la menor duda, lo admitió entre los suyos y, al poco tiempo, lo envió a implantar la Orden en París.

Una vez que realizó su trabajo en la ciudad del Sena, volvió a Italia. Le aguardaba un camino más espiritual y difícil: le nombraron visitador de las Clarisas.

Esto le permitió oír por primera ve el “Cántico del sol” que acababa de escribir el Pobre de Asís (1225).

Le tocaron tiempos malos. En Asís había rencillas entre los partidarios de una familia y los de otra. Unos apoyaban al obispo que había excomulgado a un señor de mucho dinero por sus desmanes, y el otro bando lo defendía

Estaba todo el mundo expectante para escuchar la voz del trovador. Y entonó el Himno del Sol dándole gracias a Dios por todas las criaturas.

Todo el mundo lloraba emocionado. Y él continuó con todo el resto del largo himno a la creación.

El señor excomulgado se arrojó a los pies del obispo y le dijo:"Desde que maté a mi hijo, ya no habrá en el mundo nadie al que no pueda perdonar por amor de Dios y de san Francisco. También estoy dispuesto a perdonarle a usted. Perdone mi falta de humildad y de haber cedido una vez más a mi terrible cólera".