San Pedro Alejandrino


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Pedro Alejandrino, Santo

Patriarca, 26 de noviembre

 

Etimológicamente significa “roca, piedra”. Viene de la lengua hebrea.

Dice Lucas: “Recapacitando el hijo pródigo dijo a sí mismo: Volveré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no merezco que me llames hijo. Aún estaba lejos cuando su padre le vio, y, profundamente conmovido, salió corriendo a su encuentro”.

Nació Pedro en Alejandría. Y con el tiempo llegó a ser patriarca de esta floreciente ciudad.

Mientras tanto Maximiliano y Diocleciano estaban haciendo estragos con sus persecuciones.

El se entregó a ayudar a todos los creyentes hablando con ellos y con quienes no podía, lo hacía mediante cartas.

Escribió más de 600. En ellas les advertía del peligro que corrían por causa de su fe..

Además de hacer todo esto, luchó valerosamente contra los herejes y paganos.

Sintió mucho tener que destituir al obispo Melecio porque había sacrificado a los dioses.

Arrio, ya excomulgado por Pedro, le azuzaba en esta labor.

Cuando Maximiliano tenía el cetro en el Oriente, mandó a la muerte a san Pedro

La gente fue a la cárcel y lo sacaron aunque sus vidas estaban en peligro.

El gobernador quería que se retractara de su doctrina. No cedió. Entonces lo sacaron sigilosamente de la prisión y murió felizmente en el año 311.

¡Felicidades a quien lleve este nombre!