San Próspero de Aquitania


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Próspero de Aquitania, Santo

Seglar, 25 de junio

Etimológicamente significa “que triunfa”. Viene de la lengua latina.

Este joven fue en su vida tan próspero como indica su nombre. Su existencia hay que situarla en el año 428, aun que había nacido en Aquitania en el 390, fue a los 38 años cuando se encontraba en Marsella y doce después en la propia Roma.

El trabajo que desempeñaba en Roma era el de redactor de la chancillería del Papa en tiempo del Papa León Magno. No se sabe si todavía vivía con su mujer.

Fue un gran escritor. Su obra más conocida es “Historia universal”. En ella intentó sintetizar a otro escritor, Eusebio, y a san Jerónimo.

Las ideas claves de su obra literaria tienen como finalidad dar a conocer mejor a san Agustín y hacer frente a la herejía pelagiana.

La obra de san Agustín la resumió perfectamente en 1002 hexámetros y la crítica a la herejía en 106 epigramas.

Pelagio defendía que nuestra alma es tan bella que no necesita de la ayuda o gracia divina para hacer el bien y lograr la salvación.

Con su cultura y don de gentes aplacó a los herejes de Francia que atacaban duramente al obispo de Hipona, san Agustín.

Los comentaristas dicen que, gracias a él, el obispo llegó a ser Doctor de la Iglesia.

Por los escritos se nota que se llevaba muy bien con su mujer. Dicen que lo escribía en verso porque a ella le gustaba más y le era más sencillo retener su enseñanza.

En una carta poética que le escribió, le decía:"Hagamos las cosas de tal forma que nuestra vida cristiana marche por el buen camino. Devuélveme los deberes que yo debo hacerte igualmente. Vela por aquel que vela sobre ti. Sé mi consuelo en las penas.

Ríñeme cuando sea orgulloso...Seamos un solo cuerpo y una sola alma". Murió en el 455.