San Rainero de Santosepulcro


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Rainero de Santosepulcro, Santo

Confesor, 1 de noviembre

Etimológicamente significa “consejo”. Viene da la lengua alemana.

Dice Pablo: “ Somos embajadores de Cristo y os uplicamos en nombre de Cristo: ¡Reconciliaos con Dios! ¡Este es el momento favorable, este es el día de la salvación!

Raniero fue confesor en el siglo XIII.

En una pintura de Sassetta se ve una imagen de Raniero del Santosepulcro con su sayal franciscano y un rosario que sintetizan su vida entregada a la oración.

Todo santo que se precie de serlo encuentra en la oración el pulmón que le oxigena para estar vivo ante Dios.

Murió el año 11034.

Y resulta que apenas murió, una paralítica que se encomendó a su protección, quedó completamente curada.

Esta vivía en Cervia. Jamás había oído hablar del franciscano muerto con fama de santidad en los Apeninos.

Le decían los padres y amigos allegados al santo:"Encomiéndate a sus oraciones".

Este milagro no fue el único que realizó el santo franciscano. Hay muchos más que se le han atribuido a lo largo de los años.

Había nacido en Valtiberina, cerca del centro de Toscana y Umbría, Italia.

En esta última ciudad se veneran sus reliquias.

Debido a su humildad, nunca quiso ser sacerdote. Le parecía una dignidad muy superior a su sentido de sencillez que impregnaba su vida entera. Fue, sin embargo, un lego ejemplar.