San Segismundo


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Segismundo, Santo

Príncipe, 1 de mayo

Etimológicamente significa “protector en la victoria”. Viene de la lengua alemana.

De este joven apóstol se conoce la fecha en la que murió: en Coulmiers, al lado de Orléans. El 1 de mayo del año 524.

¿Quién fue este joven?

Fue hijo de Gondebaud, rey de la rica región de Borgoña, célebre por sus viñedos y por su ruta románica. También porque , en la actualidad se encuentra Taizé, la nueva abadía fundada por el Hermano Rogers hace unos 70 años.

Se casó con Ostrogoda, hija del rey de Italia (944). Al igual que su padre, se convirtió ala vida cristiana, gracias a san Avito, obispo de Vienne, ciudad cercana a Lyon.

Desde su conversión fue un modelo de creyente fervoroso. Reconstruyó y agrandó la célebre abadía de Auguna y la llenó de monjes llegados de todos sitios.

Al morir Gondebaud en el 516, Segismundo se convirtió en el rey de los borgoñeses.

Cometió dos faltas a lo largo de su vida de rey. La más grave fue la segunda, ya que cometió un crimen.

No tenía la conciencia tranquila. Y para tranquilizarla, hizo algo peor aún: desterrar a los obispos que le echaban en cara su mala acción y, además, porque le plantaron cara al decirle que le había dado permiso a un señor de la corte para un matrimonio incestuoso.

Por agradar a su segunda mujer que quería que uno de sus hijos subiera al trono, mandó estrangular a Sigerico, el hijo de Ostrogoda. Se arrepintió en seguida. Se nos representa arrojándose sobre el cuerpo del príncipe y llenándolo de lágrimas. Se retiró a Auguna para hacer penitencia. Segismundo tuvo que huir y esconderse. Lo soldados de Clodomiro lo atraparon, lo llevaron a su jefe y lo arrojó a un pozo con su mujer e hijos.

Los monjes, al ir a rescatarlo, vieron que en el pozo se hacían milagros.