Santa Celia o Solina


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Santa Celia o Solina

17 de octubre

Virgen

Significa “ciega”. Viene de la lengua latina.

Jesús dice: “Cuando oréis, perdonad lo que tengáis contra otros, para que también vuestro Padre del Cielo perdone vuestras culpas”.

Estamos en el siglo I en Aquitania, en donde nació esta joven mártir por defender a Jesús y morir por su fe.

Durante su infancia tuvo una educación completamente pagana.

Cuentan que su belleza física era prenda apetecida para muchos que soñaban contraer matrimonio con ella.

Estaba en esta encrucijada de su vida, cuando llegaron los primeros apóstoles a evangelizar Aquitania.

Celia descubrió la gran verdad de cuanto decían los misioneros.

Después de recibir la catequesis, se convirtió al cristianismo con inmensa alegría para su alma.

En una de las predicaciones se trató el tema dela virginidad. Ella se lo pensó despacio en sus ratos de oración, y vio que era una maravilla entregar toda la vida a Cristo.

Nació entonces en Celia una profunda devoción a la Virgen María, la virgen por excelencia.

Los padres y los jóvenes no la entendieron nunca en su nueva opción.

Y le decían: ¿Por qué no te casas con algún noble de la ciudad?.

No pudo aguantar en casa y se marchó a Chartres. Estando aquí se desencadenó la persecución de Diocleciano.

Ella, al ser juzgada y verlo todo perdido, le presentó su cabeza al verdugo para que se la cortara.