Santa Delfina


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Santa Delfina

Viuda, 27 de noviembre

Etimológicamente significa “que mata serpientes”. Viene de la lengua griega.

Jeremías dice: La palabra del Señor ha sido para mí fuente de burla. Yo me dije: No hablaré más en su nombre, no pensaré más en él, pero la sentía adentro como fuego ardiente que no podía contener”.

Delfina fue una viuda del siglo XIV.

Esta santa fue muy conocida por los fieles franceses en la tardía Edad Media.

Este nombre se usa en nuestra cultura tanto el masculino como el femenino..

Estos nombres los llevaron los príncipes del Delfinado.

Santa Delfina aparece ante nuestros ojos como una mujer encantadora que pasó por el mundo derramando su gracia, su profunda virtud y el perfume de su afecto.

Fue la suya una santidad eminentemente femenina. Era hija única de los condes de Marsella.

Nació en Puy-Michel en 1283.

A los 12 años estaba ya de novia – cosa de aquellos tiempos – con un joven llamado Elceario.

La boda tuvo lugar cuatro años después. Fue un matrimonio “blanco”, porque los jóvenes eligieron la castidad como medio de perfección.

En el castillo formaron parte de la tercera orden franciscana, que les dio a su vida la alta dimensión de la caridad.

El fue nombrado embajador en Nápoles, y, en una región dividida por las guerras, ellos supieron implantar la concordia.

Elceario murió en París y Delfina muchos años después.