Santa Emma de Sajonia


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Santa Emma de Sajonia

Joven noble, 19 de abril.

Significa “Dios con nosotros”, de la lengua hebrea; “gentil, fraterna”, de la lengua alemana.

Los creyentes intentan hacer un mundo más habitable, comprender por la confianza del corazón, vivir de la realidad del perdón...Todo esto les hacen creadores con Dios. Si la pasión del perdón se convirtiese en un fuego para ti, encenderías la llama de comunión en la noche de los pueblos.

Esta joven alemana fue hermana del obispo de Paderbon. Se casó con el conde Ludgero de Sajonia.

Cuando se visita el monasterio de san Ludgero en Werdem, en el Ruhr, cerca de Dusseldorf, se puede ver la mano de la santa prodigiosamente intacta.

La Historia Eclesiástica, escrita por el Adán de Bremen, nos habla de una joven noble senadora y hermana de Meinwerk, el obispo.

Una vez que se quedó viuda, todavía joven y bella, tuvo algunos pretendientes., pero los rechazó a todos para seguir su nuevo programa de vida, consistente en la dedicación plena a obras de caridad.

Era austera e intransigente consigo misma pero generosa en darse y en dar cuanto poseía a los pobres.

Tenía sus dificultades interiores. Hay que tener en cuenta de que estuvo casada y que era atractiva. Sin embargo, ella tuvo presente las palabras de san Bernardino de Siena:""Aprende a vivir como una religiosa, permanece viuda y entrégate a servir a Dios como puedas, dedícale todo el tiempo de tu vida"".

Emma eligió la carrera de la perfección personal haciendo mucha oración simultaneada con las obras de caridad y la práctica de otras virtudes. Murió tal día como hoy del año 1040.

Millones de cristianos la honran con culto. Su cuerpo, con la mano intacta, se conserva en la catedral de Bremen."