Santa Gisela


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Santa Gisela

Virgen, 21 de mayo

 

Etimológicamente significa “ flecha poderosa”. Viene de la lengua alemana.

Hay nombres que los hacen famosos actrices, cantantes y personas que han sobresalido en la historia por alguna razón. Con motivo de la “Operación Triunfo” de hace poco tiempo, una de las jóvenes que llegó casi hasta el final del concurso se llama Gisela.

¿Quién fue esta santa?

Se sabe que murió al principio del siglo IX. Según parece, era hija de Pepino el Breve y hermana de Carlomagno.

En su pueblo natal Aire, cerca del Canal de la Mancha, creció en edad y en belleza. Se encontró con el monje Venant, un antiguo oficial de su padre que prefirió la vida de ermitaño a la suntuosa que se lleva en la corte.

Gisela le pidió que fuera su director espiritual y confesor. Una vez que conoció sus virtudes y su anhelo por llegar a ser santa, le aconsejó que si podía ofrecer a Dios su virginidad.

Le costó trabajo mantener este voto. Hay varias razones para ello. Una fue cuando rechazó casarse con el emperador de Oriente Constantino Coprónimo (+775), llamado así porque después de su bautismo dejó el agua sucia.

La segunda tuvo lugar cuando rechazó al rey de lo Lombardos. Estos contaban con el apoyo de la reina Berta, su madre, y de varios obispos.

La tercera tentación a la que tuvo que hacer frente, fue al rey de Escocia.

Gisela cambiaba de rostro ante estas proposiciones. Vencida la tentación, recuperaba la belleza normal de su cara.

Pero, como hay gente mala por muchos lugares, alguien envidioso mandó que asesinaran al monje Venant, su confesor. Ella entonces abrazó la vida religiosa y construyó una abadía en la que pasó sus últimos treinta años.