Santa Loreta o Lorena Fusconi


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Loreta o Lorena Fusconi, Santa

Religiosa, 27 de diciembre

 

Etimológicamente significa “laurel”. Viene de la lengua latina.

Jesús dice: “ Volveos hacia Dios, porque está llegando el reino de los cielos”.

Loreta o Lorena fue monja en el siglo XV.

Nació en Norcia, Italia, en la misma patria de san Benito, el gran fundador de la Orden benedictina.

Era hija de una familia importante en la ciudad. Su padre era senador en Roma.

Era amigo del Papa Urbano IV. Tanta era su influencia que llegó a salvar al Papa de un atentado que iba a cometer Banderesi contra él.

Fue un padre ejemplar en casa.

Su hija Loreta encontró en casa los primeros gérmenes de su vocación religiosa.

En el 1400, meditando todo en su corazón y ante la presencia de Dios, tomó la opción de entregarse a Dios por completo en la vida religiosa, y en un convento de las dominicas.

Vistió el hábito en el convento de su ciudad, hizo su postulantado y a continuación el año de noviciado, tras el cual profesó solemnemente en la Orden.

Toda su vida la pasó en el mismo convento.

Estuvo en él 30 años, hasta su muerte, acaecida en el año 1430.

Durante este tiempo, se dedicó entera e intensamente a la oración, a la penitencia, pureza y al heroísmo de la caridad por los más necesitados.

En el gran árbol dominico había nacido una flor nueva de santidad en esta chica Lorena.

¡Felicidades a quien lleve este nombre!

“Perdona a menudo a los demás, nunca a ti mismo” (Siro).