Santa Magdalena Panatieri


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Magdalena Panatieri, Santa

Monja, 14 de octubre

Etimológicamente significa “torre alta”. Viene de la lengua hebrea.

Dios nos reviste con su compasión sin límites, por eso va hasta enterrar nuestro pasado en el corazón de Cristo. La certeza de su perdón es lo más inaudito, lo más inverosímil de las realidades del Evangelio. Ella es la libertad.

Fue una monja en el siglo XV.

No es muy conocida ni muy célebre, ni siquiera en su pueblo Monferrato.

Ella captó en seguida que su existencia debía estar regida por Jesús. Y una vida no puede estar llevada por el Señor si falta la intimidad con él mediante la oración.

Esta es la conversación diaria con él. Y de tanto contacto se va llegando a tener una caridad y un amor desbordado y limpio por las necesidades de los más pobres.

Nacida en el año 1433 en Trino, Italia, vio la necesidad que había entre muchos niños y niñas. Se encontraban abandonados a su suerte.

Su mayor éxito no fue por su palabra vibrante – que lo era – ni por sus muchas predicaciones , sino por su labor de maestra.

Una maestra, no solamente de conocimientos científicos o literarios, sino maestra del espíritu.

Su trabajo constante era dar catequesis y conferencias en una pequeña capilla.

Cuando vieron su obra y sus frutos, muchas chicas y mujeres se le unieron. También – claro está – algunos sacerdotes.

Uno de los temas prioritarios era la reforma de las costumbres. Los usureros eran su punto de mira y de sus ataques.

Hizo profecías hasta que murió en el año 1503.