Santa María Bartolomé


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Santa María Bartolomé

Mayo 27

Etimológicamente significa “ princesa de las aguas” ,en lengua siria.

He aquí una chica de Florencia, capital del arte y de las bellas fotografías.

Marietta, como le solían llamar, nació en 1511 y murió en 1577. Según cuentan sus biografías, era una joven muy bella y llamativa, de grandes ojos y de sonrisa abierta como los cielos.

Le decían Marietta porque era pequeña de estatura. Su madre no la cuidó muy bien en su infancia, pero menos mal que su hermana y ella se llevaban muy bien.

La hermana era monja dominica. Desde pequeña, se la llevó al convento. Correteaba por los claustros y era la delicia de las hermanas.

Su padre, desnortado, quería que se casara con un joven apuesto y rico de la ciudad. Ella reaccionó con horror. El padre sólo quería vivir en su casa con su yerno. Ya era viudo.

Dios le había llamado para otras cosas distintas a las que quería su padre. Este la llevó a los mejores médicos de la zona. No lograban que mejorase. Ella deseaba con toda su alma ser monja como sus tres hermanas. Una dificultad fue que estaba inválida.

Pero gracias a un sacerdote de la bella iglesia de Santa María la Nueva, pudo entrar en el convento. Poco a poco se fue curando hasta que enfermó de nuevo.

Los médicos creían que estaba endemoniada, pero era todo lo contrario, estaba enamorada del amor a Dios. Tema que, por supuesto, no llegaron a diagnosticar los médicos.

A su celda acudía mucha gente para pedirle consejos o para que rezara por sus necesidades.

Los últimos años de su vida los pasó casi en continuos éxtasis. Solía compartir sus visiones celestiales con otra mística llamada María Magdalena de Pazzi. Le tenia mucha devoción a san Bartolomé.