Santa Sabina de Roma


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Sabina de Roma, Santa

Biografía, 29 de agosto

 

Etimológicamente significa “de las Sabinas”. Viene de la lengua latina.

Detrás de cada línea de llegada hay otra de partida. Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Nos vamos ahora al siglo II, en su primera parte para aprender de esta santa que siempre tenemos un camino abierto, el acercamiento cada ve más íntimo con el Señor.

Ella murió el año 127. Según las Actas de los martirios, era una viuda noble y muy rica.

Le ayudó mucho en su senda santa, su empleado san Serafin, un sirio tan cristiano y tan fervoroso que, desde que se convirtió Sabina, fue para ella el modelo perfecto al que seguir.

A comienzos de la persecución de Adriano, Berilo – que era el gobernador de la provincia, arrestó a esta señora y a su empleado.

Al sirio le dieron muerte de inmediato. A ella la soltaron por miedo a la alta clase social a la que pertenecía.

Pero la libertad le duró sólo un año. La volvieron a arrestar al año siguiente y fue entonces cuando sufrió la palma del martirio.

Los Bolandistas han probado que fue , de verdad, una mártir romana.

Y de hecho, en el año 430 le dedicaron nada menos que una basílica en su honor. Durante mucho tiempo fue una de las estaciones del Viacrucis durante la cuaresma.

Algunos dicen que entregó su casa a los cristianos como iglesia. Este fue el lugar sobre el que levantaron la basílica o gran iglesia.

Entre los santos que le profesaron una gran devoción cabe citar a santo Domingo. La pintura la trata como alguien que de limosnas, otros la pintan como una princesa. Es patrona de los niños con dificultad para andar y de las amas de casa.