Santa Tidfil


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Tidfil, Santa

Patrona de Merthyr, 23 de agosto

Viene de la lengua galesa.

En el fondo de mis contradicciones e incluso de mis rebeldías interiores, he percibido una vez más esa transparencia del Evangelio: tu amor no es una palabra vana, es continua presencia, tu confianza, tu perdón.

Se sabe que esta santa fue del País de Gales. Llevada por la transparencia que siempre da el Evangelio a quien se deja llevar por la vida que encierra, escala la santidad.

Es lo que le ocurrió a Tidfil.

Se sabe que es la patrona de Merthyr (Mid Glamorgan). En este bello y pintoresco lugar, se encuentran sus restos. El pueblo apenas murió, allá por el año 480, comenzó de inmediato a darle culto, a venerarla como una santa mártir.

La leyenda dice que era hija de Brycham. Llevaba una vida apostólica ejemplar y digna de una profunda discípula de Jesucristo. Todo lo que no fuera la figura del Señor, lo consideraba como algo vano y sin ninguna importancia.

Dada su entrega al apostolado y su dedicación a misionar entre los habitantes de su región, los paganos – que eran abundantes – veían con malos ojos que esta chica se dedicara a hablar del Dios verdadero y tuviera en menosprecio los dioses a los que ellos le tributaban el culto debido.

Irritados hasta más no poder, tomaron la decisión de acabar con su vida.

Y efectivamente, uno de ellos le dio muerte de forma brutal y salvaje.

La enterraron en el lugar de donde es patrona. Se dice y se cuenta que fueron los paganos británicos quienes la llevaron al cielo. No hay muchos datos de ella, pero lo cierto es su fiesta se celebra hoy.