Santa Vicenta María López Vicuña


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Vicenta María López Vicuña, Santa

Fundadora, 25 de Mayo

Etimológicamente significa “vencedora”. Viene de la lengua latina.

No ignoras la fragilidad de tu confianza en Dios, pro llegarán días en que dirás:"Tú, el Cristo, estabas en mí, y yo, estaba ausente. Estabas siempre en mí, y sin embargo no te buscaba. Habiéndote hallado, te olvido a menudo. Pero tú, el Cristo, continúas amándome".

Nació esta joven en un pueblo de la Ribera de Navarra, fértil en frutas y en flores de santidad.

Pasó la infancia en el pueblo. Cuando llegó a su juventud, se fue a estudiar a Madrid.

Era consciente de que el Cristo habitaba en ella. Por eso, impulsada por él, compaginaba bien sus estudios con la catequesis en las parroquias a las chicas que venían de tanta emigración.

Cuando tenía 20 años, edad para casarse o tener novio, Vicenta María López y Vicuña hizo unos ejercicios espirituales.

De ellos sacó muchas cosas en limpio. Una de ellas fue que no se casaría jamás con nadie: ni con un rey ni con un santo.

Pensó dedicar su vida a las chicas que le habían enamorado su corazón.

Quería darles una educación cristiana, principalmente a las más pobres y abandonadas.

Para este fin, fundó la Congregación de Hijas de María Inmaculada.

Le puso como lema el siguiente:" Mis rosas para Jesús; mis espinas para mí; mi perfume para todos".

Nació el 12 de marzo de 1847 y murió en Madrid el 26 de diciembre de 1890.