Santos Juan Duckett y Rafael Corby


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Santos Juan Duckett y Rafael Corby

7 de septiembre

Mártires

Significan “Dios es misericordia y medicina de Dios”. Vienen de a lengua hebrea.

El creyente no busca cambiar las intenciones de Dios, sino dejarse cambiar, transformar y renovar por la fuerza del Espíritu.

Estos sacerdotes se dejaron llevar por Dios hasta la propia muerte, ocurrida en Londres en el año 1644.

La razón de su martirio no tuvo otra causa fuera de que eran sacerdotes católicos.

Una vez que lo ordenaron de sacerdote en Douai, llevó un apostolado intenso en con los católicos de Durham.

Rafael Corbington vino al mundo cerca de Dublín. Su familia constituyó un hecho singular en aquellos años. Los padres, las hermanas y hermanos, todos hicieron votos.

Comenzó su educación en san Omer. Después, viendo sus cualidades intelectuales, llevó a cabo sus estudios de teología en Sevilla y Valladolid.

Esta costumbre sigue en la actualidad, al menos en la ciudad castellana.

En 1631 entró en los jesuitas de Flandes, lo ordenaron de sacerdote y le enviaron a la misión de Durham para prestar los servicios religiosos a los católicos.

Estuvo en su intenso apostolado nada menos que doce años antes de que muriese por Cristo.

Hay quien comenta que los jesuitas negociaron su libertad a cambio de que volviera un coronel escocés que estaba en Alemania.

Todo fue infructuoso. Todo fue inútil. No se pudo evitar su martirio. Lo único que se logró fue darle sepultura a sus cuerpos por parte de sus queridos fieles.

¡Felicidades a quienes lleven estos nombres!