Señor, hoy me refleje en mis hermanos

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Señor, hoy me refleje en mis hermanos

 

 

Señor,

Hoy pude verme reflejado en los ojos de mis hermanos,
y sentí angustia.

Mis ojos miraban con temor y desolación. Y no veían.
Mis manos pedían, señalaban y exigían. Y no daban.
Mis labios hablaban con ira y soberbia. Y no consolaban.
Mis oídos escuchaban mis propias palabras Y no oían.
Mi corazón latía frenético y duro. Y no amaba.
Mis pies se movían pisando caídos. Y no avanzaban.
Mis dones se ponían a mis órdenes. Y no servían.

Señor,
hoy pude verme reflejado en los ojos de mis hermanos,
y sentí angustia.

Señor, en mi angustia experimenté tu presencia, y quiero
cambiar.
Señor, que tu Amor me transforme.
Señor, que has dejado a Tu Espíritu en mi corazón, haz
que nazca. Lléname.
Ocupa Vos el lugar entre mi piel y mi cuerpo, y Sé Vos.
Señor, hazme un extraño en mi vida.

Ocúpame y mira a través de mis ojos, para que pueda ver.
Lléname y utiliza el movimiento de mis manos, para que
pueda dar.
Tómame y pon Tu Palabra en mis labios, para que sepa consolar.
Cámbiame y usa el canal de mis oídos, para que pueda escuchar.
Inúndame y pon Tu Amor en mi corazón, para que pueda amar.
Complétame y lleva mis pies por Tu Camino, para que pueda
avanzar.
Anúlame y hazte Señor de mis dones, para que pueda servir.

Ven Señor Jesús, y sé Vos ante mis hermanos, para que sea
yo en Ti.
Amén.