¿El ser un sacerdote estricto significa ser un sacerdote poco amoroso y misericordioso con los demás?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿El ser un sacerdote estricto significa ser un sacerdote poco amoroso y misericordioso con los demás?

Un sacerdote estricto, ¿qué es? Ser estricto con uno mismo no significa exigirles a los demás lo que a uno le está costando mucho trabajo. Uno debe ser muy radical en su vida, pero debe entender que no todos tenemos la facilidad de esa radicalidad. El sacerdote debe ser comprensivo, amoroso, en una palabra caritativo.

Las personas que se acercan al sacerdote lo hacen para encontrar en él el amor de Dios, no los juicios del que les escucha. Es muy peligroso exigirle a las personas más de lo que pueden dar y tratarlas con mucha rudeza, en lugar de acercarlos a Dios los alejamos y si no se alejan seremos responsables de hacerlos caer en el pecado de ESCRÚPULO.

La vida de un cristiano debe ser desde la radicalidad evangélica, pero debemos hacer entender a las personas que están desorientadas, desesperadas, tristes, etc., que por el pecado el amor de Dios es muy grande y que con su ayuda podremos ser mejores y que no debemos alejarnos de la gracia divina.

El ser estricto nos debe hacer más misericordiosos con los demás, más comprensivos, puesto que cuando uno es estricto sabe la dificultad de poder llevar bien su vida, del dolor de querer hacer las cosas bien y no poder fácilmente, de ponerse metas y sudar sangre para poder medianamente alcanzarlas. ¿No basta el sufrimiento de uno para comprender el de los demás?