Si no respondo al llamado o vocación, ¿puedo condenarme por ello?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Si no respondo al llamado o vocación, ¿puedo condenarme por ello?

 Jorge pregunta:

¿Qué cree usted que pasaría si opto por el matrimonio en vez del sacracamento del orden? Deduzco que probablemente no me vaya al infierno por no obedecer, aunque existe la posibilidad porque Jesús pidió que hiciéramos la voluntad del Padre para poder ser llamados hermanos o la madre de Él.

   Ciertamente yo creo que no es que nos condenemos por no seguir la vocación. Sí es cierto que la responsabilidad es muy grande porque si Dios nos dio dones para dar cierto fruto, a lo mejor en una vida matrimonial no es tan fácil dar ese mismo fruto para el que el Señor nos creó. Pero para mí lo más importante es que la vocación no es un problema de obligación sino de amor. Imagínate que al final de tu vida efectivamente llegas al cielo y el Señor te diga: "fíjate que yo esperaba que me ayudaras a llevar mi cruz como sacerdote. No quisiste pero de todos modos pasa al cielo porque mi misericordia es muy grande" Sinceramente, en términos de amistad esa actitud sería muy pobre por nuestra parte. Por eso te recomiendo que mejor acudas con algún sacerdote que te ayude a discernir y si tienes la vocación no te preocupes, que el Señor te hará inmensamente feliz.