Siendo Inocente

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
SIENDO INOCENTE, DIOS MURIO.
 
Todos tus amigos te han dejado.
Te abandonan, solo quedas.
¡Oh Dios mío! ¡Oh Dios mío!
 
Eres comparado a los ladrones.
Te abandonan, solo quedas.
¡Oh Dios mío! ¡Oh Dios mío!
 
Este es el drama de los hombres.
Te abandonan, solo quedas.
¡Oh Dios mío! Oh Dios mío!