Siento que me están presionando

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Siento que me están presionando

Mariángela pregunta:

Hace unos meses comenté a mi madre que sentía una inquietud por ser carmelita descalza. Ella se puso a llorar de la emoción y me ha comprado libros de san Juan de la Cruz, de santa Teresa de Lisieux y Teresa de Jesús. Me trata como si ya fuera una postulante. Ella también ha hablado ya con mi párroco para darle la "buena noticia". Pero yo siento que me está presionando, como si ella fuera la de la vocación. Yo sólo he sentido una inquietud, pero no estoy segura de que Dios me llama. ¿Qué me recomienda?

Muy querida en Cristo, Mariángela,

Comprendo tu situación y, en primer lugar, te felicito por la madurez con la que estas afrontando esta prueba que Dios pone en tu camino.

Creo que lo más prudente sería decirle a tu madre que el tener una inquietud no quiere decir automáticamente tener la vocación y que lo que necesitas en estos momentos es su oración, su apoyo, su consejo. Pero los extremos son malos: tanto en los padres que se oponen terminantemente a una vocación y prohíben a sus hijos hacer una experiencia vocacional, como el de los padres que quieren a toda costa que su hijo tenga vocación.

Me parece que hablando con tu madre y pidiéndole un poco de moderación en su entusiasmo se podrá arreglar mucho. Ora por ella. Pero, también te invitaría a que esto no te sirva de excusa para no discernir si, efectivamente, Dios te está llamando.

Cuenta con mis oraciones por ti y por tu madre.