Los sumos Sacerdotes querían matar también a Lázaro