Tecnología 2012

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Los avances tecnológicos en materia de comunicación que enseña este año la cita del Consumer Electronic Show de Las Vegas con cerca de 2 mil 700 compañías participantes, tienen que ver con la nitidez de la imagen en las pantallas de televisores y con la evolución de los teléfonos hacia virtuales centros multimedia portátiles.

 

Nada nuevo se anuncia en el horizonte del 2012, salvo la amplificación de lo que hay ahora en las salas de las casas o en los bolsillos de la gente. Samsung, Panasonic, lg, Intel y Olympus, van a la cabeza de la investigación para hacer más necesarios productos de los que el usuario aprovecha un mínimo, pero que los adquiere para estar “dentro” de la corriente de innovación tecnológica.

 

El escaparate anual de Las Vegas suele ser el disparador mediante el cual la industria de la comunicación “sorprende” a compradores, concesionarios, explotadores del espectro de las telecomunicaciones en general. La gran propuesta de este año será la de la nueva tecnología televisiva oled, siglas iniciales de Organic Ligth Emitting Diode (Diodo Orgánico de Emisión de Luz).

 

Quien hasta el momento se ha llevado el gato al agua es la transnacional lg Electronics (lg) que presenta una pantalla oled de 55 pulgadas, la más grande del mundo. La marca ha incorporado a su panel de leds orgánicos algunas de sus últimas innovaciones como pixeles de cuatro colores o ajuste de color.

 

Así se generan unos colores aún más naturales y una calidad de imagen que va mucho más allá del lcd, que era el último grito tecnológico de moda en lo que se refiere a pantallas televisivas. Según lg, su tecnología es más barata que la de los competidores, por lo que van a poder impactar a un mercado medio alto de consumidores. Dicen los que saben que este tipo de tecnología —la oled— emplea diodos orgánicos emisores de luz, que emulan el comportamiento de las luciérnagas para lograr colores más vivos y una mayor velocidad de respuesta que aparatos con tecnología lcd y led.

 

Sin embargo, el desarrollo mayor tendrá que ver con la tecnología celular y su conexión con Internet. La apuesta que se fija hoy es la de reproducir los procesadores más rápidos que se emplean en las computadoras (de cuatro núcleos), en los celulares y tabletas de manera que la conexión en teléfonos móviles sea rápida y accesible en todas las ubicaciones. Se habla, finalmente, aunque en esta ocasión no se va a presentar, de un proyecto de Microsoft llamado PocketTouch cuyo objetivo es que, en lugar de tocar la pantalla con los dedos de la mano sea a través de la ropa y los movimientos del usuario. Pero eso sí que es el futuro.