La tempestad

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

La tempestad

¿Quién es éste
que ordena incluso al viento
y las olas le obedecen?

¿Quién es éste
que sana a los leprosos,
los llena de alegría?

¿Quién es éste
que cura a los enfermos,
devuelve la salud?

¡Es Jesús, es mi Señor,
mi Maestro y Salvador! (bis)

¿Quién es éste
siempre caminante
sin dinero y sin bastón?

¿Quién es éste
que lleva al mundo entero
cargado sobre sí?

¡Es Jesús, es mi Señor,
mi Maestro y Salvador!