Un nuevo sitio Disponed

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
Un niño se te acercó aquella tarde.
Sus cinco panes te dio para ayudarte.
Los dos hicisteis que ya no hubiera hambre.  (Bis)
 
La tierra, el aire y el sol
son tus regalos y mil estrellas de luz
siembran su mano.
el hombre pone su amor y su trabajo.  (Bis)
 
También yo quiero poner sobre tu mesa
mis cinco panes que son una promesa
de darte todo mi amor y mi pobreza.