Una breve meditación sobre el comienzo del Magnificat