Unidad en la fe y en la moral

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Unidad en la fe y en la moral

VISITA DEL PAPA.

Es indudable que la 5ª visita apostólica de S.S. el Papa  Juan Pablo II a España, los días 3 y 4 de Mayo del 2003, ha constituido, según todos los comentaristas y analistas de la realidad socio  religiosa de nuestra patria,   un acontecimiento de primera magnitud para el futuro del catolicismo español.

Este evento ha sido calificado de “agua de mayo”, de “providencial siembra”,de “fuerte empujón”para la labor de “la nueva evangelización”,propuesta por el Papa para toda la Iglesia universal y, naturalmente, para España.  Se espera - y no sin razón - una nueva primavera para la Iglesia católica en nuestra patria.

PRESUPUESTOS PREVIOS-

Ahora bien, para que los resultados de esta ingente tarea apostólica sean los deseados, se necesitará una unidad de criterios y de acción de todas las personas implicadas y comprometidas en llevar a cabo la misión ( obispos, sacerdotes, catequistas y agentes de pastoral.).Se impone por consiguiente, unidad de criterios, de fines y de actuación..

Las directrices generales ya las tenemos dadas por el Papa en su amplio y constante Magisterio. Volver a las raíces, descubrirlas y cuidarlas para que den los frutos de revitalización en la fe y los comportamientos éticos, individuales, familiares y sociales, que se echan de menos. El fin principal no puede ser otro que la conversión de todo (personas y cosas) a Dios N.S.

RESPONSABLES.

En esta tarea todos los católicos han de sentirse responsables, pero los primeros y principales han de ser los pastores de la Iglesia, obispos y sacerdotes, que con su palabra y ejemplo han de preceder y animar a todos los demás.

Nada está decidido y menos perdido, si se comienza y continua la tarea de la nueva evangelización, con la ayuda de Dios y el entusiasmo de saber que se trabaja por una causa hermosa y digna, esto es, el retorno de las almas a Dios.

GRAVE  SITUACIÓN ACTUAL.

Una desapasionada mirada a la realidad de la Iglesia española, nos hace descubrir los fallos , lagunas y desorientación, un tanto generalizada, que se da en la vida de los fieles en el aspecto de la fe y de la moral. No hay unidad de fe en cuestiones fundamentales-dogmas-y mucho menos en cuestiones de moral y comportamientos. Esto es de una gravedad tremenda.

 Verdades de fe, que son de revelación divina y propuestas por la Iglesia de siempre, como dogmas, hoy se cuestionan, se niegan o mal interpretan en escritos, en clases, en charlas, en público y en privado. Un mal entendido pluralismo y una sociedad hedonista y permisiva, donde parece que todo vale,.una carencia de seria y profunda formación en la familia, en la escuela, e   incluso en las parroquias, han dado lugar a un relativismo moral galopante y a modos de comportamientos que tienen más de paganos que de cristianos.

CASOS  CONCRETOS.-

1-En materia de FE. Sin pretender ser exhaustivo y a título meramente de ejemplo, traigo aquí a colación algunas verdades de fe más corrientes, que se niegan o se cuestionan, se difunden por muchos medios, sin que se note una reacción adecuada de la autoridad y del Magisterio eclesial. Las expreso en lenguaje coloquial, para que sean entendidas, sin género de duda, por todos:

-La duda, negación o cuestionamiento de la divinidad de Jesucristo.

-La inexistencia del Infierno y la negación ,por consiguiente ,de sus penas eternas.

.La negación de la Resurrección de Cristo y por consiguiente,  la de todos los hombres.

-La afirmación errónea y anticristiana de la Reencarnación, tras la muerte.

-La negación de la existencia   del Purgatorio

-La negación de la real presencia de Cristo en la eucaristía y su valor propiciatorio.

-La negación de la VIRGINIDAD perpetua de María

-La negación de la  INFALIBILIDAD PONTIFICIA.

- “Todos estamos ya salvados”, sin necesidad de conversión y buenas obras.

-La Iglesia católica no es la única depositaria de la Verdad, ni es la verdadera.

-La negación de la Sma. Trinidad y afirmar que el E .Santo no es persona.

-Todas las religiones son iguales y verdaderas.

-No existe el pecado original

-La negación del Primado de jurisdicción del Vicario de Cristo, el Papa

-NB.La enumeración no es exhaustiva.

2-En materia de MORAL. En este aspecto, como todo observador puede comprobar cada día y en todas partes, se han difundido comportamientos, ideas y criterios, que desdicen totalmente del ser cristiano y que  retrotraen-por mucha apelación que se haga- al mundo pagano.

He aquí otros tantos modos y principios -sin afán de agotarlos todos- más en uso y que contradicen y se oponen claramente a la moral católica:

A-CRITERIOS FALSOS

*El fin justifica los medios.

*Todo lo legal es moral

*Lo que haga o decida la mayoría es lo bueno ,lo recto y verdadero.

*Nada hay por encima de la conciencia de cada uno.

*Es lícito mantener relaciones PRE- y EXTRA matrimoniales por amor

*Soy creyente, pero no practicante

.B-. COMPORTAMIENTOS NO CRISTIANOS

* Prácticas abortivas que tienden  a suprimir el inicio de vida humana desde su concepción.

*El celebrar solo matrimonio civil entre bautizados.

*Admisión del divorcio  para  los casados por la Iglesia.

*El ejercicio y práctica de la homosexualidad.

*El defraudar a Hacienda no es pecado.

*Se puede mentir para defenderse.

*La masturbación, a ciencia y conciencia, no es pecado.

*La denigración y calumnia del prójimo no tiene importancia.

*No se puede pecar ni  de deseo ni de pensamiento.

*La eutanasia directa es un derecho de cada persona

*Voy a misa cuando me apetece.

-N.B, Puede el lector añadir  cuanto  al autor se le ha olvidado.

CONCLUSIÓN.

La situación actual de la Iglesia española, no es cómoda,  grata., ni fácil, pero no es desesperada. El mal radica  dentro de ella.

Una vez diagnosticado, en los dos aspectos señalados de la fe y la moral, hay que aplicar, por quien corresponda,  el remedio adecuado y oportuno, sin prisas pero sin pausa.

A la luz de la Palabra de Dios, del Magisterio oficial de la Iglesia y de la Tradición Apostólica  habrá que clarificar e iluminar lo que aparece obscuro y confuso, respecto al Depósito de la Fe y con la autoridad que dimana del Papa y obispos en comunión con él, emplear con decisión el bisturí para sajar lo que está inficionado y enfermo, para que pueda surgir la vida y la verdad radiante y espléndida.

Sólo así se podrá considerar una bendición y un tiempo extraordinario de gracia del Señor, la visita realizada por Juan Pablo II a nuestra España.

Entre todos y con el especial auxilio de la Sma.Virgen, Auxiliadora de los cristianos y Madre de la Iglesia se logrará la esencial y necesaria unidad  de fe y de moral en la Iglesia católica española. ¡MANOS A LA  OBRA¡