El Vaticano se anticipó a los periodistas

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Como anuncia la Agencia noticiosa ZENIT desde Roma, un SMS enviado al teléfono celular de los corresponsales en el Vaticano anunciaba de manera inédita la rueda de prensa con la que la Santa Sede revelaría, en la mañana del martes 20, nuevas disposiciones de Benedicto XVI para acoger a los anglicanos que desean entrar en comunión plena con la Iglesia católica.
Es la primera vez que se anunciaba de una manera tan inminente un encuentro con los periodistas por parte del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal norteamericano William Joseph Levada.
De este modo, el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, Federico Lombardi, no sólo se ha adelantado a los medios de comunicación para dar la noticia, sino que además ha evitado interpretaciones erróneas, como las que se dieron en enero pasado con el anuncio del levantamiento de la excomunión a los obispos tradicionalistas ordenados por el arzobispo Marcel Lefebvre y la polémica sobre las declaraciones de uno de ellos, Richard Williamson.
El SMS hacía relación a un mensaje enviado por correo electrónico a los mismos periodistas en el que se explicaba que el "briefing" afrontaría "un tema relacionado con las relaciones con los Anglicanos" y anunciaba también la presencia del arzobispo Joseph Augustine Di Noia, secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
***
La Santa Sede anunció en esa rueda de prensa la pronta publicación de una constitución apostólica de Benedicto XVI con la que la Iglesia católica acepta la petición de numerosos obispos, sacerdotes y fieles laicos anglicanos de entrar en comunión plena y visible.
Esta disposición responde a la solicitud de adhesión de un gran número de anglicanos -se informa que son unos 50 obispos anglicanos los que han pedido la entrada a la Iglesia católica-, que se encontraban insatisfechos con algunas modificaciones que se han realizado dentro de la Comunión Anglicana, entre ellas la ordenación de mujeres en el sacerdocio y el episcopado, la ordenación de clérigos y obispos que llevan una vida de convivencia homosexual, y la bendición de parejas del mismo sexo.
En el encuentro con los periodistas, el cardenal Levada explicó las razones de esta medida por parte de la Iglesia católica.
"Los anglicanos que se han puesto en contacto con la Santa Sede -explicó el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe- han expresado claramente su deseo, de cara a una plena y visible comunión en la Iglesia, una, santa católica y apostólica. Al mismo tiempo, nos han hablado de la importancia de sus tradiciones anglicanas, que tienen que ver con la espiritualidad y el culto, para su propio camino de fe", aclaró.
Cuando se publique la constitución apostólica, que en la rueda de prensa se anunció para "los próximos días", el Papa Benedicto XVI introducirá "una estructura canónica que provee a una reunión corporativa a través de la institución de ordinariatos personales, que permitirán a los fieles ex anglicanos entrar en la plena comunión con la Iglesia católica, conservando al mismo tiempo elementos del especifico patrimonio espiritual y litúrgico anglicano".
La constitución apostólica determina que el ordinario, el superior, "pueda ser o un sacerdote o un obispo no casado" (los obispos anglicanos que tocan a las puertas de la Iglesia católica en general están casados).
Los ex anglicanos que quieran adherirse plenamente a la Iglesia, formarán parte de esta estructura canónica, que contará con sus propios obispos, sus propios sacerdotes, seminaristas y fieles.
Dentro de las adaptaciones a la tradición anglicana, la nueva constitución permitirá a los pastores anglicanos casados que pasen a ser presbíteros dentro de la Iglesia católica junto con su esposa y su familia. Esta excepción ya se había permitido desde 1994 cuando, tras la primera ordenación de mujeres en la Iglesia Anglicana, varios pastores de esta confesión pidieron su adhesión a la Iglesia católica conservando su estado clerical, que les fue concedida de manera individual.
Por su parte, los obispos casados anglicanos serán recibidos en la Iglesia católica, pero en calidad de presbíteros. Esta medida se da, según el cardenal Levada por "razones históricas y ecuménicas", pues tradicionalmente el ministerio episcopal está ligado al celibato.
***
Desde Londres se informó paralelamente que el arzobispo de Canterbury y Primado de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams, se mostró partidario de la creación de una estructura canónica particular dirigida a los anglicanos que quieran adherirse a la fe católica.
Así lo expresó en una declaración conjunta con el arzobispo católico de Westminster, Vincent Gerard Nichols, dada a conocer de manera simultánea en Londres y en el Vaticano, al anunciarse el lunes 19 de octubre la próxima publicación de una Constitución Apostólica de Benedicto XVI, para la creación de una nueva estructura canónica que permitirá a los miembros de la Iglesia anglicana que lo deseen entrar en plena comunión con la Iglesia Católica, conservando algunos elementos del patrimonio y la liturgia de la tradición anglicana.
Se espera que esta equilibrada decisión sea bien entendida por los medios de comunicación, y aminore la creciente hostilidad infundada de algunos medios hacia la Iglesia Católica y el papa Benedicto XVI.