Verdades a medias II

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Verdades a medias II

Toda verdad para ser tal ha de ser completa y ésta como las monedas, siempre tiene dos caras que se complementan. Para apreciar su autenticidad, hay que fijarse en las dos. Si no lo hacemos corremos el riesgo de aceptar monedas falsas o verdades a medias.

Es preciso que todos busquemos la verdad completa en todo lo que oigamos, leamos o hablemos. De ese modo “la verdad nos hará libres”.

En el tema religioso se dan abundantes verdades a medias. .He aquí algunos ejemplos:

-“Dios ama preferentemente a los pobres”..Sí, pero no excluye a nadie, ni a los ricos.

-“La Iglesia es el pueblo de Dios”…Sí, pero unido a sus pastores: Papa y obispos.

-“Hay que informar de todo a los niños”…Sí, pero ¿quiénes, cómo y cuándo?.

-“Dios perdona siempre todo pecado”.Sí, pero con dolor, propósito y arrepentimiento.

-“Hay que seguir la propia conciencia”..Sí, pero que esté bien formada e informada.

-“Hay que exigir los derechos humanos”.. Sí, pero cumpliendo los deberes humanos.

-“Hay que luchar por la paz en el mundo ”..Sí, pero empezando por la de tu corazón.

-“Toda religión tiene algo de bien y verdad”..Sí, pero en la católica está la plenitud.

-“Jesús de Nazaret fue un hombre como nosotros”.Sí, pero también Dios encarnado.

-“Todos los católicos son cristianos”..Si, pero no todos los cristianos son católicos.