El verdugo dice, no podeis seguir existiendo